Blog archivos - Alejandro Feijoo
89
archive,category,category-blog,category-89,ehf-template-stockholm,ehf-stylesheet-stockholm,ajax_updown_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.5.2,menu-animation-underline,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive,elementor-default

La primera entrada del blog de alejandrofeijoo.es

Una ventana para mi jaula

Hace un par de meses, caminando por Lugo, me encontré frente a esta pintada. No pude evitar fotografiarla. En ese momento realmente me impresionó. Ayer, mientras buscaba la fotografía del muro de ladrillos en el móvil, la encontré de nuevo. Y ambas me parecieron adecuadas para ahora mismo, como un espejo de lo que estoy haciendo: escribir la primera entrada de mi blog.

Esta primera porque, tal cual estoy abriendo una puerta para salir de la jaula en la que he metido mi cabeza. Y va a quedar con la puerta abierta para quien desee entrar o asomarse. Y la segunda, por el reflejo de cómo se ha ido construyendo mi historia, con bloques y trozos de otras historias, recogidos aquí y allá.

Hace tiempo que una parte de mí deseaba comenzar a compartir ideas y experiencias. Algunas vividas en primera persona, y otras extraídas de  experiencias e ideas de otros, junto a mis comentarios y opiniones.

Seguramente habrá sobre todo ideas que suscriba, ideas que me gustan, pero seguro que también habrá otras que no comparta tanto. Pero todas tienen algo en común. Todas forman parte de esas ideas valiosas que, de algún modo, me han ayudado a descubrirme, a descubrir esa identidad e individualidad que habito, y que se manifiesta en toda mi existencia.

La responsabilidad de compartir ideas

Con esta primera entrada, al ponerme frente a ti y al resto de lectores, también asumo una responsabilidad que hasta ahora mantenía enjaulada, y es la de asumir la diversidad de reacciones que puedan surgir: indiferencia, rechazo, aplausos…

Este blog es un paso más en expresar y compartir mi punto de vista, mi opinión, y asumir que lo que diga no va a gustar a todos. Pero es que cada vez que he tratado de callar, complacer o no molestar, las consecuencias las he pagado caras. Una de ellas ha sido que, como en la fotografía, ha ido formándose una jaula alrededor de mi cabeza que por fin hoy abre sus puertas. Espero que poco a poco vaya desdibujándose, hasta desaparecer, para mostrarme completo, tal cual soy, sin censuras ni filtros, sin necesidad de agradar o convencer a nadie. Simplemente siendo lo que soy, siendo en cada momento la versión más genuina que pueda de mí mismo.

¿Un muro o un puzzle?

Ayer mismo, mientras pensaba en que había llegado el momento de comenzar el blog, me encontré frente a este muro que también me hizo de espejo. Lo que soy hoy, y lo que iré compartiendo en este blog, se ha ido construyendo con piedras y fragmentos de muros que he visitado, que ya estaban construidos, y de los cuales yo he ido tomando aquello que realmente siento que encaja aquí.

Estoy seguro de que no es lo mejor, ni lo más valioso. Es simplemente lo que me ha interesado hacer mío. Por adelantado va el reconocimiento y agradecimiento a tantas y tantas contribuciones, visibles e invisibles. A cada una estas personas, fuentes de inspiración, gracias. Ha sido un placer.

Y sin más, también muchas gracias a ti, por asomarte a mi ventana. Estará aquí abierta siempre que desees acercarte a ella.

Con cariño,

Alejandro Feijoo Iglesias

0
0